Campos


field
Foto: gato-gato-gato

Una pequeña silla. Una pequeña silla de madera.

Blanca.

Me encuentro sentado en una pequeña silla de madera blanca rodeado por un inmenso campo. La suave brisa apenas agita el verde pasto que se extiende hasta el horizonte, creando caprichosas formas únicas, efímeras e irrepetibles. El cielo, azul profundo, se aclara a lo lejos para confundirse con la tierra bajo mis pies. El aire primaveral tiene una dulzura única que inunda mis pulmones y me hacen renacer. Mis pies desnudos se asientan firmes en la alfombra natural del campo. Mis manos reposan plácidas sobre mis piernas. Mi espalda recta descansa en el respaldo de la silla. Nadie a mi alrededor por kilómetros. Silencio de palabras. Silencio. Mis ojos vacíos miran el horizonte.

Vacíos.

No hay mucho más para decir. No hay mucho más para hacer. Solo quedarme aquí y esperar. Disfrutando el momento. Penándolo.

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: