Cena


Kick Moon
Foto: desconocido

Este texto y su imagen fueron publicados originalmente en el número de noviembre de 2013 de Percha Mag, la cual pueden descargar de manera gratuita desde el sitio de la revista.

Hasta mañana, le dijo la mamá como todas las noches, que descanses bien. Lo terminó de tapar, le dio un beso y salió de la habitación mientras cerraba la puerta. La oscuridad se apropió del lugar mientras él, en silencio intentaba calmarse para descansar. No es fácil tener diez años e intentar dormir solo en una habitación a oscuras. Se lo dijo una y otra vez a su mamá y a su papá, pero ellos siempre minimizaban el tema. No pasa nada, le decían. No hay nada, los fantasmas no existen, las brujas son un invento y los monstruos salieron solamente de la imaginación de otras personas para transformarlos en dibujos animados. Olvidate.

Pero para él no era suficiente. Cada noche el sufrimiento comenzaba desde el momento en que le avisaban que tenía que irse a dormir. Pero el instante en el cual apagaban la luz y le cerraban la puerta era el de mayor tensión. El silencio se apoderaba del lugar e instintivamente intentaba afinar el oído para reconocer algún sonido familiar que lo tranquilizara. Pero no. Las paredes parecían gruesos escudos que impedían que algún ruido pudiera entrar en la habitación.

O salir.

Se preguntaba si sus papás los escucharían en caso que gritara. Varias veces había llorado muy fuerte y lo único que consiguió es que su mamá entrara enojada porque no se dormía. Tengo miedo, repetía una y otra vez. Dejá de decir pavadas y dormite, le repetían.

A medida que pasaban los minutos sus ojos poco a poco se iban acostumbrando a la oscuridad. Eso le permitía divisar pequeños reflejos de luz que entraban por las hendijas de la ventana y de la puerta. Pero ésto, en lugar de tranquilizarlo, lo espantaba aún más. Entre las tinieblas y los pequeños rayos de claridad sentía que algo iba escabulléndose de aquí para allá. Sabía que estaba ahí. Debajo de una silla, detrás de la cortina, dentro del placar o, mucho peor, debajo de su cama. Casi que podía sentir su respiración. No podía verlo, pero estaba seguro que esperaba que se durmiera para atacarlo sin miramientos y masticar sus huesos hasta el tuétano. En la televisión los monstruos eran divertidos, tontos o, finalmente, miedosos. Pero éste no era el caso. Este monstruo era real, él lo podía sentir. Claro, nunca lo había visto, no sabía de qué color era o cuántos ojos tenía, pero sabía que estaba ahí planeando el ataque final.

Solamente quería crecer para tener el mismo valor que mamá o papá. Quería enfrentarse a ese monstruo y finalmente espantarlo. Pero el tiempo pasa muy lento para un chico que quiere crecer. Imaginaba que algún día el monstruo saltaría sobre su cama y, mordiéndolo de un pie, lo arrastraría a las profundidades del infierno para nunca más volver. Podía ver el rastro de sangre desde sus sábanas hasta el abismo siguiendo el recorrido de su cuerpo inerte. Se veía allá abajo, colgado de los pies, a la espera de ser la cena de pequeños demonios infectos. Sentía que su cuerpo iba a ser despedazado en mil partes y torturado hasta el fin de los tiempos.

En silencio, entre las sombras, sin que nadie lo escuche, un chico de diez años derramaba lágrimas de pánico y espanto mientras lentamente el sueño lo vencía y caía plácidamente en los brazos de Morfeo. Debajo de su cama, mudo, su monstruo lo cuidaba para que nada malo le pasara mientras la noche, lenta y sombría, transcurría como cualquier otra noche: libre de malvados monstruos devoradores de chicos.

 


 

Desconexión: John Petrucci & Jordan Rudess – Furia Taurina (An Evening With John Petrucci And Jordan Rudess – 2000)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: