Volviendo al hogar, pt. 10: Despegando los pies de la tierra


Avion entre las nubes 01

Foto: Edgardo Schener

… continúa.

Santiago acomodó su mochila lo mejor que pudo entre los bolsos de sus compañeros de viaje. Antes de sentarse recorrió con la mirada la cabina del avión buscándola, intentando volver a cruzar su mirada. Su asiento estaba del lado de la ventanilla, del lado izquierdo mientras a su derecha dos señoras intentaban acomodarse entre bolsos, mantas, revistas y varias cosas más. Miró para atrás detenidamente, luego a su derecha y finalmente dirigió su mirada delante. Y ahí la vio, del otro lado, seis o siete filas por delante. Estaba del lado del pasillo y ya se había sentado. Se había quitado los auriculares y los guardaba prolijamente junto a su celular en un bolsillo. Se quedó ahí un rato, admirándola.

Respiró profundamente y se sentó intentando relajarse luego de la corrida en el aeropuerto. Ahora tenía tiempo para pensar cómo actuar. Tenía trece horas para idear qué hacer. Miró el reloj, eran casi las cuatro de la tarde. Tomando en cuenta que en Frankfurt había cuatro horas más, calculó que llegarían allá a las nueve de la mañana, hora de Frankfurt. Excelente, pensó, tengo casi tres horas de espera para tomar el próximo avión así que podré desayunar y, tal vez, tomar alguna decisión más.

Se sentó, se acomodó, cerró los ojos y descansó durante un momento. Ahora sí comenzaba una nueva etapa. Por su cabeza empezaron a desfilar múltiples recuerdos: sus viejos, su infancia en Tigre, los años de escuela, sus amigos, la oficina, su casa, sus novias, Gabriela…

Abrió los ojos recordando los mensajes en su celular. Lo tomó de su bolsillo y leyó los últimos mensajes: Gabriela suplicaba en ellos para que se quedara y no la abandonara. Los marcó todos y los borró. Luego, apagó el celular. Se preguntó cuántos mensajes más le enviaría hasta que se cansara. Insoportable.

Miró a las azafatas mientras éstas explicaban las medidas de seguridad del avión pero él no las escuchaba. Estaba muy emocionado y ansioso no solo por el viaje, sino también por saber que la desconocida estaba ahí, a unos metros de distancia. Se salía de la vaina por levantarse e ir hasta ella, pero decidió esperar. Ya tendría tiempo. Prefería esperar un poco más para luego, si, acercarse e intentar una charla.

El avión se puso en posición en el extremo de la pista y aceleró. Santiago se hundió en el asiento mientras sentía el traqueteo en la planta de sus pies. Cuando el avión alcanzó la velocidad necesaria, casi al final de la pista, empezó a despegarse suavemente del piso. Inmediatamente su cuerpo dejó de temblar mientras una extraña sensación recorría el estómago de todos los ahí presentes. El avión apuntó su nariz al cielo mientras describía un semicírculo enfilando hacia el noreste. Comenzaba la primera etapa del viaje Buenos Aires – Frankfurt – Nueva Delhi – Kabul.

Santiago cerró los ojos mientras esperaba que el avión se estabilizara. Se movía mucho pero él estaba tranquilo. Mirale la cara a las azafatas, le habían dicho una vez. Si están tranquilas, relajate; si las ves asustadas, empezá a rezar. Abrió a los ojos e intentó localizar a alguna de ellas para observarla, pero desde su lugar era imposible.

El avión se estabilizó y la señal para mantenerse con los cinturones abrochados se apagó. Ahora, a pensar cómo acercarse a ella. ¿Qué hacer? ¿Qué decirle? ¿Cómo empezar una conversación? ¿Con qué excusa? Muchas preguntas para su cabeza agotada. Tal vez la mejor opción era no pensar e ir a hablar sin mucho preparativo. Pero ahora necesitaba descansar un poco.

Tomó su reproductor de MP3, se acomodó un poco más, apretó el botón Play y cerró los ojos. Aún sentía su corazón latir algo agitado. Cada músculo de su cuerpo empezó a relajarse. Mientras la música sonaba se dejó caer lentamente en los brazos de Morfeo.

¡Hola!, sintió en su corazón.

Asustado, abrió los ojos.

Continuará…

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: