Penumbras


Shandi-lee {pieces}

Foto: Shandi-lee Cox

Una noche larga y triste, sin dudas. Sin sentido ya. ¿Para qué seguir? Estás ahí, sentada en soledad sin dirigirme la palabra, quizás esperando que te hable, quizás esperando alguna respuesta que no puedo darte. El silencio inunda la habitación casi en penumbras, mientras la tensión abruma nuestros corazones lastimados. Nunca quise que llegáramos a esto, pero la situación nos superó a ambos. El mundo, tal cual lo conocíamos, se derrumba ya sin retorno y nuestras almas, protagonistas de lujo de nuestra frustración, se marchitan lentamente ante el fracaso.

Somos dos derrotados que no han sabido comprenderse ni entenderse. No hemos advertido que el camino está lleno de obstáculos que debíamos sortear juntos, de la mano, unidos por nuestros corazones. En cambio, nos hemos chocado contra nosotros mismos, contra nuestros deseos, contra nuestro horizonte. Nuestro egoísmo superó a nuestro amor. Dos perdedores en un juego que debió ser hermoso.

Gruesos surcos formados por las lágrimas cruzan tus mejillas mientras tus ojos, secos ya, miran la mesa sin ganas de volver a mirarme. Tus manos sostienen firmemente la taza de un café frío que ya no tomarás. Te recorro con mi mirada intentando encontrar un hueco en tu armadura que me permita llegar nuevamente a vos, a nosotros, a lo que nos unió. Aunque más no sea una pequeña hendija por donde encontrar nuevamente tu luz. Pero siento que ya no queda nada de todo lo que construimos. No hay nada más para decir. Se acabaron las explicaciones, las excusas, los argumentos, los gritos, los llantos. Nuestras gargantas, irritadas ya, quieren descansar; nuestros cerebros, doloridos, quieren olvidar; nuestros corazones, destruidos, quieren morir una y mil veces.

Las preguntas fluyen en mi mente sin saber si debo o no hacerlas. ¿Qué pasó? ¿Dónde quedó todo lo que armamos? ¿Cómo puedo hacer para que te quedes a mi lado? No me dejes solo en la penumbra extrañándote y llorándote ante cada pequeña imagen que me recuerde a vos. No quiero sufrir el infierno que se avecina. El fuego nos quemará lentamente bajo un manto de eterno sufrimiento. Esta herida que estamos abriendo en nuestros corazones no la podremos curar rápidamente. ¿Comprendés lo doloroso que será la vida de acá en adelante? Pasó tanto tiempo y todo queda en la nada, en el vacío. ¿Qué hago con todas tus palabras?

Miles de imágenes cruzan mi mente lastimándome una y otra vez. Todas tienen esa luz tan especial que nos unía. Brillaban. Nuestras primeras palabras, nuestra primera cena, la primera vez que nos tocamos las manos, nuestras primeras sonrisas, nuestras primeras miradas brillantes que anunciaban lo que se venía. Los nervios. Cada recuerdo penetra mi corazón como un filoso cuchillo que me desangra. Ese primer beso, esa primera caricia, esa primera noche de amor. Me siento morir. Esas largas caminatas de la mano, esos abrazos interminables con nuestros corazones retumbando sin cesar, esa electricidad que nos generaba el estar uno junto al otro. Esos recuerdos tan bellos y hoy tan dolorosos.

Tengo que tomar una decisión que vos no tomarás y de la cual me arrepentiré toda la vida, estoy seguro. No quiero irme para nunca más regresar, pero sé que cuando traspase esa puerta no volveremos a cruzarnos ni a compartir todo eso que nos colmó de felicidad durante tanto tiempo. Es un paso sin vuelta atrás, sin segundas oportunidades, sin posibilidad de arrepentimiento. Te vuelvo a mirar a la espera de una señal que me detenga.

La tristeza me inunda y me siento desfallecer. Doy media vuelta directo a la puerta. Tomo el picaporte mientras un torrente de electricidad recorre mi cuerpo y me insta a evitar el próximo paso. Cruzo el umbral contra mi voluntad. Miro atrás, hacia donde estás vos aún sentada, aún con la mirada baja, aún en silencio.

It’s been so long
Years have gone
Since I belonged

Hold me please
Stay with me
And I will sleep

Mirame, por favor. Mirame.

Por favor…

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: